Preguntas reabiertas.

Han pasado 84 años…

Ya sabéis qué hacer.

ACTUALIZACIÓN: Preguntas cerradas. Felicidades, no las he tenido que cerrar hasta unas 20 horillas. Nuevo récord.

Puzzle #011: Equilibrio precario

Estos pequeños adornos que cuelgan de una barra de metal han hecho que la barra se desequilibre.

Hay el mismo espacio entre los cinco cordeles, pero cada tipo de adorno tiene un peso diferente. Tres adornos ligeros pesan lo mismo que un adorno pesado y dos adornos ligeros pesan lo mismo que un adorno normal.

Coloca uno de los tres adornos del rectángulo en el espacio de la interrogación para restaurar el equilibrio.

PISTAS

SOLUCIÓN

La historia de DHMIS

Time is important and I am a clock.

Hay días en los que uno no tiene nada que hacer y, para no aburrirse, empieza a ver vídeos en Youtube. Es normal que, después de una horita, las sugerencias empiecen a mostrar vídeos peculiares y, gracias a nuestra curiosidad mórbida, terminamos en algunos definitivamente preocupantes. Así es como algunos han descubierto los vídeos de Don’t Hug Me I’m Scared.

Don’t Hug Me I’m Scared, o DHMIS, es una serie de Youtube creada por Becky Sloan y Joseph Pelling. En los vídeos se nos presenta a tres personajes que son tan curiosos como el lugar donde están; un mundo que parece falso, hecho de diversos materiales como tela o cera. En cada episodio aparece otro personaje, un profesor que les canta una canción para que aprendan una lección. Parece hecho para niños, como Barrio Sésamo, pero las apariencias engañan.

Lo más interesante es que, detrás de las canciones y del abuso de órganos y sangre, en realidad se esconde algo: una historia confusa y misteriosa que nos deja sorprendidos y perturbados. Al investigarla empezamos a ver que los vídeos tienen un sentido y significado, y que están todos conectados. Hasta esconde unas cuantas metáforas para hacernos pensar.

Hoy voy a dar mi visión de estos seis vídeos, para aquellos que estén confundidos con la saga o simplemente tengan curiosidad por saber lo que pienso. Esta será una entrada larga, así que preparaos para sufrir con DHMIS. Let’s get creative!

Lee el resto de esta entrada

I wonder what will happen.

Pregunta al Gato Abogado

Pregunta al Enfermero Humano

¡Escribiendo la entrada de DHMIS!

Probablemente tardaré un rato por varios motivos: primero, porque tiene pinta de ser larga (quizás como una de teorías de FNAF), y segundo porque esta semana tengo unos cuantos exámenes. Es posible que publique alguna tontería mientras tanto, aunque sean un par de cómics del Doctor Gato, pero no esperéis gran cosa.

Aunque, si lo preferís, puedo publicar la entrada incompleta e ir actualizándola, como hice con la entrada de SiIvaGunner. Así no pasaréis por un semi-hiatus. Para mí no es tan satisfactorio como tener la entrada entera de golpe, pero… Decididlo vosotros.

computery guy

buttons and wires

Nuclear Throne

Nuclear Throne es ese juego al que he jugado unas 60 horas en mes y medio. También es lo que ocurre cuando coges Enter The Gungeon, le quitas todas las mecánicas de The Binding Of Isaac y de paso le añades buena música y velocidad. Lo siento, gente, pero el Gungeon no se me hace adictivo. Muy lento.

Mejor vuelvo a empezar. Nuclear Throne es un shooter roguelike que ocurre en un mundo post-apocalíptico. Los humanos se han extinguido y ahora el mundo es habitado por mutantes, los cuales no paran de matarse unos a otros. Existe la leyenda de un trono, el Nuclear Throne, que dice que quien se siente en él hará que el mundo vuelva a la normalidad. Y eso es lo que intentarás tú eligiendo a uno de los mutantes del juego, cada uno con sus habilidades.

FLÄSHYN.

El juego destaca por su velocidad y su dificultad, que te hará llorar mucho durante las primeras horas. Eso sí, dependes de tu habilidad en el 90% de los casos (o más); si mueres, será culpa tuya. A medida que progreses podrás recoger radiación de los cadáveres de tus enemigos (además de todo tipo de armas), que te hará subir de nivel y elegir mutaciones para mejorar tu personaje. Sin embargo, cuando mueras, es volver a empezar desde cero.

Los gráficos del juego son un agradable estilo de pixel-art, que vienen acompañados de una soundtrack objetivamente buena (mejor que la de Enter The Gungeon, seguro). Todo esto, junto a unas cuantas cosas desbloqueablas, zonas secretas y partidas que pueden ser técnicamente infinitas, puede convertir a Nuclear Throne en una adicción que te hará olvidar que el juego va a 30 FPS. Aunque te dará bastante igual con esa jugabilidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se encuentra a sólo 12€ en Steam. Es un indie, así que si tenéis dinero compradlo, pero si realmente no podéis, hay una alternativa.

Oh, y existe un mod para jugar online con otra persona, lo cual es igual de mortal.

Nada Doctor

¿Quieres un caramelo de menta?

Pregunta al Doctor Gato

Pregunta al Doctor Gato, parte 2

gracias estasio

El test imposible de FNAF: Sister Location

EL SUFRIMIENTO NUNCA TERMINA. ES UN CICLO VICIOSO.

¡HAZ CLICK AQUÍ PARA HACER EL TEST!

Finalmente está aquí. El test más largo y posiblemente más complicado de todos. Definitivamente no ha sido fácil hacerlo, pero estoy satisfecho con el resultado. Gracias por esperar una semanita; obviamente, pensar todas las preguntas toma su tiempo. Ahora espero que la gente no denuncie el test. No creo que pase porque ya no tengo los niveles de fama de hace año y pico, pero bueno… Una petición a Daypo para que protejan al test nunca sobra.

Esto debería ser lo último importante que subo de FNAF si no hay más juegos, así que ¡disfrutadlo! (Bueno, falta el Fuckboy’s 3, pero se pilla la idea.)