Archivo del sitio

Club Penguin Island ya está disponible para PC

Hola mis niños. Me queda poco para poder volver a publicar con normalidad (el día 10 seré libre) así que mientras tanto os recomiendo distraeros con juegos de calidad. ¿Puedo recomendaros Club Penguin Island? Ayer finalmente salió la versión (beta) para PC, y es una absoluta maravilla. Además han actualizado el juego y finalmente han llegado los iglús.

¿Recordáis que este juego es mejor que el original y tiene más potencial, verdad? A lo mejor ahora es un buen momento para probarlo, que la pantalla del ordenador y los controles decentes hacen del juego algo mucho más cómodo. 60 FPS, 1080p. Verdadera potencia gamer, amiguitos. Hora de tirar el móvil por el retrete.

Aún no hay demasiados muebles, pero los nuevos iglús son fenomenales y permiten crear cosas muy chulas. La cámara del editor se hace incómoda en algunas ocasiones, pero ya lo arreglarán. Os dejo aquí un iglú, el mío, para que lloréis porque no tenéis membresía aún. (Aunque los no-socios pueden decorar su iglú un poquito).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El juego para PC puede descargarse en la página del juego. Unas 420 MB de descarga, pero merece la pena. En serio, si tras medio año ya tiene esta cantidad de contenido, ¿de dónde demonios salen las críticas? Estuve 7 años jugando al juego original y poco me duró la nostalgia. Desde el 2016 que el juego era un muerto andante, una carcasa vacía, una sombra de lo que era. Estaba suplicando a gritos ser sustituido.

Bueno, va, ya dejo de inculcaros mi opinión. Disfrutadlo si podéis, y si no os gusta siempre podéis ir a Club Penguin Rewritten. Se despide Pinguinoesponjoso, ese individuo de nombre largo que tuvo un blog de Club Penguin hasta 2013 y que cuatro años después sigue pingüineando.

¿Qué es mi vida? ¿En qué momento perdí el control?

Anuncios

Crítica #17: Club Penguin Island

Club Penguin es un juego que mucha gente conoce, ya sea porque lo jugó de pequeño, porque lo sigue jugando hoy en día o porque, simplemente, ha visto un montón de memes al respecto. Hace unos meses ya anunciaron su cierre (ya tocaba) pero afortunadamente fue resucitado al instante con un nuevo juego, Club Penguin Island, una especie de reboot exclusivo para móviles (de momento).

Es un caso curioso el de CPI: antes de anunciar la cancelación de Club Penguin, mucha gente estaba de acuerdo en que el juego tenía que cerrar pronto; tras anunciarla, un montón de gente se puso triste por ello; y cuando se presentó Club Penguin Island como nuevo juego (de manera que el espíritu de Club Penguin no había muerto, realmente) mucha gente lo odió desde el primer momento y desearon que nunca hubiera existido.

¿Esto último se trata de una invasión de nostalgia o el juego es realmente malo? Supongo que esta crítica es una buena oportunidad para responder a la pregunta (desde mi punto de vista, claro). Venga, sé que estás deseando darle click al botón de ‘Leer más’.

O no, yo qué sé, tampoco es que pueda leerte la mente. De momento.

Lee el resto de esta entrada

Dejad de quejaros tanto de Club Penguin Island. Primer aviso.

El pasado 29 de marzo cerró nuestro querido Club Penguin original, e inmediatamente después apareció en móviles su sucesor, Club Penguin Island. Como todos sabéis este nuevo juego es como una especie de reboot, que utiliza la temática y los personajes (rediseñados) del juego original, y además por fin está en 3D. Viendo que se recomienda a niños de entre 6 y 12 años, lo descargué pues con 17 yo entro en esa franja de edad. Obviamente. Mis primeras impresiones fueron positivas pero por lo visto en general la gente lo detesta.

Después de leer las razones por las cuales el juego ha recibido tantas críticas, he llegado a la conclusión de que la mayoría de los haters simplemente se niegan a abandonar su jueguecito del 2005. No, en serio, que muchas quejas no son razonables. Al menos eso creo yo. No puede ser que el juego haya recibido estas calificaciones.

Ahora viene la parte donde me quejo de las quejas con la esperanza de que comprendáis mi dolor y agonía.

Bien. Para empezar, como ya he dicho, la gente está dolida porque el juego original ha cerrado. Esto es comprensible. Es una parte de la infancia de muchos, al fin y al cabo. El problema está en que creen que cagándose en Club Penguin Island volverá su jueguecito de antes.

Juego que lleva año y medio muerto, metafóricamente. Las fiestas del 2016-2017 han sido mayoritariamente basura y reciclaje, al igual que la ropa y los muebles. Negar esto es no querer ver la verdad. El juego estaba ya muerto por dentro, cada vez tenía menos jugadores y encima se estaba quedando un poco primitivo. Flash se está jubilando. Había que renovarse.

Un nuevo juego en 3D era la opción más sensata. Preferiría que hubiese sido lanzado en PC, pero esto ocurrirá en un futuro cercano, así que no es grave. La verdad es que es mejor una app desde el punto de vista económico: el mundo de los móviles está triunfando.

Volviendo al hecho de que la gente está dolida: como no quieren aceptar que su juego cierra, se niegan a probar uno nuevo y lo critican excesivamente. El juego hubiera recibido buenas calificaciones si no hubiera existido nunca el CP original. Ni entiendo la mitad de las críticas: ambos juegos no son tan distintos.

La nostalgia les ha hecho olvidar los múltiples defectos del juego original. Veo muchas quejas sobre la membresía: el precio es discutible, sí, y por lo que he oído en algunos lugares es cara. Aquí en España sale más barata que la del juego original. Por desgracia los creadores del juego necesitan dinero, y no pueden adaptar perfectamente el precio a cada país. Porque si lo hiciesen, ganarían poco dinero en ciertos países debido a la diferencia entre el valor de las divisas. ¡Gracias, capitalismo!

Lo que me hace mucha gracia es que hay quejas sobre que no puedes hacer nada sin membresía. Las aventuras, la ropa, las tirolesas… ¡No como en el juego original, donde los no-socios tenían acceso completo a todas las funciones! Aquí va una lista de cosas que no podías hacer sin membresía: comprar ropa (prácticamente), comprar muebles, comprar más de dos puffles (sólo rojos y azules), entrar a ciertas salas, jugar a ciertos minijuegos… y ni siquiera tenías disponibles todas las funciones del maldito teléfono espía.

¿Y he mencionado que el juego original no te daba 7 días de membresía gratuitos?

También pasa que varias funciones que estarán disponibles para no-socios todavía no están implementadas. Todavía tienen que añadir, por ejemplo, los iglús y los puffles. Además, en las fiestas darán artículos gratis para todos. Esto tienen relación con algo que tampoco entiende casi nadie: es un juego nuevo y todavía está en desarrollo. Por lo tanto, no puedes esperar que tenga, de momento, tantas cosas como el juego original. Habrá más salas, más ropa, añadirán un mapa, la EPF… Y ya están arreglando los problemas de conexión. Paciencia. ¿Sabéis qué era lo más interesante que podías hacer en CP en 2005? Tirarte un pedo.

Y el juego nuevo hasta tienes cosas que son mejores que las del primero. Por ejemplo, la nueva forma de diseñar ropa es mucho más entretenida y permite mayor personalización. Además, la ropa ya no vale tres riñones más un diente de oro (la del juego original se estaba volviendo carísima), y el filtro de chat es decente y permite la comunicación. Hasta han añadido tonterías para alegrarnos un poco, como el color gris, que llevamos pidiendo 8 años.

Oh, y no nos olvidemos de las misiones diarias. Por fin tengo motivos para entrar al juego de forma regular y no una vez a la semana.

Con todo esto no estoy diciendo que no haya motivos para que no te guste el juego; sólo digo que la gente está sobreexagerando muchísimo porque se están ahogando con su propia nostalgia. Puede no gustarte el juego por el rediseño de los personajes, por ejemplo. A algunos no les gusta y es comprensible. El nuevo Gary es un poco raro. A mí de momento me están gustando, y creo que los nuevos aspectos se adecúan muy bien a la personalidad de cada uno; además, esta personalidad la veo más marcada que en el juego original, y eso me gusta. Me parecen personajes menos simples, más únicos. Pero para gustos colores.

En fin, pues eso. Dadle un tiempo al juego, esperad a que introduzcan más personajes y empiecen las fiestas, y seguro que vuestra opinión cambia. Si veis el nuevo juego de forma más optimista os daréis cuenta de que también puede ser divertido y que la comunidad puede continuar ahí. Y si pese a todo no os gusta, al menos no lo destripéis con quejas tan… influenciadas por la nostalgia. Sed racionales, por favor.

Sigan pingüineando, amigos del cepe.